Médicos dicen que el virus es más «fulminante » y exigen cuarentena

Médicos dicen que el virus es más «fulminante » y exigen cuarentena

A las 72 horas los casos ya necesitan terapia intensiva; antes se tenía hasta 10 días. En algunos casos la medicación ya no funciona y los síntomas son otros.

¿El virus mutó? Es la gran pregunta que ronda entre los médicos que atienden casos de la Covid-19 en La Paz en la denominada segunda ola de la pandemia. En la mayoría de los pacientes que ven ahora,  los síntomas son diferentes de los que vieron en la primera ola y, lo más preocupante, el virus es más fulminante, apenas da hasta 72 horas para ayudar el enfermo y, en algunos casos, la medicación ya no funciona.

 En ese contexto y ante el constante incremento de casos, el Comité Departamental de Salud (Codesa), dependiente del Colegio Médico de La Paz, y las sociedades científicas exigen a las autoridades declarar nuevamente cuarentena rígida y suspender las elecciones subnacionales.

“Exigir a los gobiernos nacional, departamental y municipal se declare de manera inmediata la cuarentena rígida en el país, por estar al borde del colapso el sistema de salud, el cual no está en condiciones para  enfrentar este desastre de salud departamental y nacional”, dice la resolución emitida ayer por el Codesa después de una reunión con las sociedades científicas, que se realizó el sábado.

Durante el fin de semana, estas sociedades se pronunciaron por separado a través de comunicados. Exigen  la declaratoria de un nuevo confinamiento y exponen la precaria situación en la que se aseguran que están actualmente los servicios de salud. 

De no ser escuchados, los médicos advirtieron con “declarar el colapso de los servicios de salud,  la incapacidad de atención y suspender la atención”.

¿Pero qué está pasando en los establecimientos de salud de La Paz?,  ¿cómo se presentan los nuevos casos de la Covid-19?

“La presentación clínica del virus es diferente, ya no viene con el dolor de cabeza, la fiebre,  tos o el dolor de garganta; viene con dolores generalizados o señales que indican un cólico biliar; la fisonomía del virus está tan cambiada que es muy difícil identificarlo. Lo otro es el periodo de incubación, en sólo tres días, lo que nos pone en dificultades”, responde un médico que trabaja en un establecimiento de salud de primer nivel de atención de la municipalidad de La Paz. 

Y son también tres días los que ahora da el virus a  los  médicos para ayudar al paciente antes de que necesiite terapia intensiva. En la primera ola ese tiempo oscilaba entre los siete y diez días. 

“Puedo dar fe, hablé con otros colegas, estamos viendo cada vez casos más graves, pacientes que no responden a la medicación,  casos fulminantes que en 24 y 72 horas llegan a un grado  grave de insuficiencia pulmonar.  Antes  teníamos de siete a diez dias, pero ahora la ventana se reduce a tres o  cuatro días; si no tratamos al paciente, entre las  24 y  72 horas, llegan a un estado tan crítico que requieren terapia, (servicio) que está colapsado”, declara el neumólogo Marcelo Vercosa en un video que difundió el fin de semana  por sus redes sociales.

El secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de la Salud Pública de La Paz, Fernando Romero, médico que trabaja en el Hospital de la Mujer, respalda las declaraciones de sus colegas. “En la anterior ola atendíamos varios casos, pero no terminaban tan rápido en terapia intensiva, ni los pacientes se descompensaban en 24 o 48 horas, como pasa ahora; nos daba más tiempo el virus, de cinco a ocho días,  y se comenzaba a complicar. Ahora es más violento, más agresivo  y causa muy rápido la insuficiencia respiratoria. No da tiempo a actuar, medicar”, señala.

Romero pone sus esperanzas en los diagnósticos que puso en marcha el Ministerio de Salud la semana pasada, las  pruebas antigénicas, rápidas y PCR.  “Si pudiéramos encontrar una semana antes al paciente, hacerle la prueba, se le puede salvar la vida.  Ojalá que las pruebas masivas nos ayuden a encontrar casos en fase inicial para que no terminen en terapia intensiva, porque en La Paz sólo tenemos 35 unidades  para tres millones de personas”, sostiene.

¿El virus mutó?

“No tenemos la capacidad de identificar (esa situación) en Bolivia, pero podemos mandar pruebas para ver qué esta pasando, porque algo está pasando; los pacientes tardan más en recuperarse y el curso es más fulminante. No sabemos si estamos ante un nuevo  virus. Los virus mutan, pero rara ve con más agresividad”, señala el neumólogo Vercosa.

 Fernando Romero considera que sí hay una mutación, que se refleja en la rápida propagación de la enfermedad y en que ahora es más fulminante, aunque no hay un informe oficial.

El médico considera que la única alternativa es volver a restringir las actividades sociales. “Todo lo que no sea fundamental debería restringirse unos días. Si eso no funciona tendrá que declarase la cuarentena”, afirma.

En La Paz, siete galenos  perdieron la vida en siete días

Página Siete  / La Paz

En los siete días que lleva la segunda ola del coronavirus  ya se llevó a  siete médicos en la ciudad de La Paz y a cinco familiares de galenos que trabajan en la atención a las personas que contraen la enfermedad. A esto se suma que el 30% del personal de salud se contagió y que el 5% de ese total se encuentra en estado crítico, es decir, que su vida corre pelígro.

“Esto significa que la letalidad para nosotros (los médicos) es mucho más alta que en cualquier grupo social del país. En tan pocos días ya van siete defunciones, cinco certificadas. A esto se suma la muerte de cinco familiares de médicos más; la razón es que estamos demasiado desprotegidos”, dijo el secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de la Salud Pública de La Paz, Fernando Romero.

Romero aclaró que no se tienen  datos de la situación de los médicos de la ciudad de El Alto ni de los del área rural.

El neumólogo Marcelo Vercosa señaló que,  en menos de un año, la pandemia acabó con siete médicos de su especialidad en La Paz, además de enfermeras y otros funcionarios de salud. 

“Nos estamos quedando sin especialistas. En el caso de mi especialidad,  murieron siete colegas sólo en La Paz. Cuánto tiempo pasará hasta que formemos nuevos colegas que adquieran la especialidad y experiencia de los que fallecieron. Nos vamos a quedar sin especialistas y sin enfermeras altamente capacitadas, en un país que ya tiene un déficit severo de especialistas”, sostuvo a través de un video que difundió por sus redes sociales .

Romero y Vercosa exhortaron a la población a guardar las medidas de bioseguridad y, sobre todo, usar el barbijo de manera adecuada para prevenir que el coronavirus se siga expandiendo.

“Mi profesor murió, mi gran colega ha muerto hoy. Somos seres humanos, tenemos familia,  no nos pueden ofrecer  como  en un holocausto. Su  diversión de hoy está costando la vida de muchos inocentes, personas que son lo mejor que tenemos. El Gobierno tiene que pronunciarse e intervenir y dar las pautas, no puede permitir que más colegas mueran. Que no valga más la economía que la vida de nuestros compatriotas y colegas “, expresó Vercosa./PaginaSieteDigital