Maestros usan cuatro plataformas para clases; pocos la del Gobierno

Maestros usan cuatro plataformas para clases; pocos la del Gobierno

Zoom, Google Classroom, Google Meet y Moodle son las cuatro plataformas que más utilizan los profesores para las clases virtuales en diferentes unidades educativas en el departamento. Son pocos los maestros que se animan a utilizar el sitio web que habilitó el Ministerio de Educación pese a que existe un instructivo que prohíbe la aplicación de otros portales para evitar “gastos injustificados”.

El secretario ejecutivo de los maestros urbanos de Quillacollo, Juan Daniel Rojas, señaló que a los estudiantes de secundaria les resulta más fácil utilizar las herramientas; mientras que los alumnos de inicial y primaria requieren apoyo de los padres de familia para habituarse y acceder.

Respuesta

“El 85 por ciento de los estudiantes están respondiendo bastante bien con las clases y tareas que dejamos en las plataformas, pero continuamos esperando que nos doten las cartillas para reforzar el avance de las materias”, puntualizó.

Rojas relató que la mayoría de los docentes, además de las plataformas, se apoya en los servicios que ofrece WhatsApp para enriquecer sus clases o ayudar a los colegiales a nivelarse si tienen problemas para conectarse por el deficiente servicio de internet.

Respecto a la plataforma que lanzó el Gobierno nacional, subrayó que llegó a destiempo y de forma tardía, porque, ante la falta de alternativas, los participantes del proceso educativo se habituaron a las que existen.

“Sería contraproducente aplicarla; los profesores ya se han capacitado y planificado sus clases en otras plataformas. Tendríamos mayor problema con secundaria, porque se tendría que trasladar los contenidos”, enfatizó.

El dirigente acotó que hace cuatro días los profesores comenzaron a visitar los links que envió la entidad gubernamental, pero aún no pueden implementarlos porque no conocen los alcances.

Los enlaces para acceder al portal son: educa.minedu.gob.bo y aula.minedu.gob.bo. En ambos, los maestros pueden encontrar una nómina de las listas de estudiantes inscritos y una guía básica para impartir las clases con contenidos regionalizados.

En una visita por el sitio web, este medio constató que la plataforma es Moodle.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Federación Regional de Maestros de Educación Rural del Trópico, José Catorceno, indicó que en esa región desconocen de los beneficios que tendría el uso de la plataforma, porque no existen condiciones para conectarse, por lo que solicitan al Gobierno invertir para garantizar las clases semipresenciales y presenciales para no perjudicar a los alumnos.

 

“El 85% de los estudiantes responde favorablemente al uso de las plataformas”, según un represente del magisterio.

Cuestionan falta de capacitación y apoyo para educación a distancia

Para algunos profesores, especialmente del área rural, la educación a distancia se quedó solamente en un discurso, debido a que el requisito principal para desarrollar esta modalidad es internet.

“Al parecer, nuestras autoridades desconocen la realidad. No hay seguimiento, las clases en diferentes regiones son semipresenciales y, donde hay pocos alumnos, presenciales. Por eso necesitamos que prioricen la entrega de cartillas e inviertan más en bioseguridad y prevención de la pandemia”, comentó el dirigente de los maestros del trópico, José Catorceno.

Detalló que son contados los establecimientos donde se emplean Zoom y Meet para dictar clases porque son las más fáciles de manejar.

“En lugares alejados no hay ni equipos. Los que se animaron a pasar clases virtuales lo hacen con muchas dificultades”, remarcó.

Catorceno reiteró que desde el año pasado exigen que el Ministerio de Educación gestione la instalación de internet gratis en comunidades alejadas y entregue artefactos a los estudiantes para reducir la brecha digital.

El representante dijo que otro aspecto que preocupa es la dejadez de autoridades del Servicio Departamental de Salud (Sedes) para controlar si en las escuelas se está cumpliendo o no las medidas de bioseguridad e implementar un rastrillaje para verificar si existen casos de Covid-19 para reducir el riesgo de un contagio masivo y aislar a los que están infectados.