«En Bolivia estamos atrasados 15 años en el fútbol formativo»

«En Bolivia estamos atrasados 15 años en el fútbol formativo»

El entrenador pide mucha paciencia para comenzar a ver los primeros resultados del plan. «A partir del quinto año es cuando empiezas a ver jugadores especiales que pueden dar el gran salto”, dijo el DT.

Bolívar tiene un ambicioso plan en el fútbol formativo para que dentro de cinco años pueda contar con el ansiado recambio de jugadores que se pregona en el fútbol boliviano. Para conseguir este objetivo, el presidente de los celestes, Marcelo Claure, contrató los servicios del técnico boliviano Rodrigo Marión, quien diseñó un proyecto con el afán de construir una organización sólida y desarrollar jugadores que en el futuro puedan ser exportados.

El trabajo en el Centro de Alto Rendimiento de Santa Cruz, los argumentos para no trabajar en La Paz, la escasa competencia y el atraso en el fútbol formativo de Bolivia fueron algunos temas que  Marión tocó en esta  entrevista.

¿En qué consiste el plan para el Centro de Alto Rendimiento en Santa Cruz?

El proyecto se inició hace diez días en Santa Cruz y lo estamos dividiendo en dos etapas: la primera es a corto plazo y es la que trabajaremos este año con chicos de la Sub-13 y Sub-15 en la cancha de la Fraternidad Camba, que nos cedió su complejo deportivo por un año, mientras nosotros terminamos la infraestructura que hizo conocer el presidente.

¿Qué les van a dar a los niños en esta primera etapa?

Queremos formar a los niños de estas edades para luego introducir conceptos a los jugadores que seleccionaremos y que en principio serán sólo para jugadores de Santa Cruz.

Los niños  escuchan atentos las instrucciones de los técnicos.
Foto:Rodrigo Marión

¿Qué servicios disfrutarán estos talentos?

Un servicio de transporte, tenemos  dos buses que recogen a los chicos seleccionados de distintos puntos de encuentro de la urbe cruceña. Los ayudaremos con un programa de nutrición y alimentación especial, por ejemplo, los esperaremos con un almuerzo en el complejo y cuando acaban de comer inician sus estudios con tres tipos de módulo: primero  con cursos de inglés, luego habrá otro módulo de cultura general y se les ayudará con sus deberes escolares y el tercer módulo trabajará en neurociencia para verlos en qué estado se encuentran en la parte física y mental.

Una vez que pasan estos módulos los chicos se alistan para entrar al campo de juego para empezar los entrenamientos, a la conclusión cenan en el lugar y los despachamos otra vez en los buses a sus casas. Así trabajaremos todo este año con un máximo de 20 jugadores por edad, pero si identificamos a 12 o 13 lo haremos con ese grupo. Vamos por calidad y no por cantidad.

Marcelo Claure habló en su presentación de imitar el modelo de la Academia Tahuichi Aguilera, ¿cuánto se va a copiar de ese modelo o Bolívar tiene el suyo?

Bolívar tiene su modelo, lo que vamos a copiar de Tahuichi es su concepto de albergar a los jugadores que tengan potencial y  de capacitar el personal que trabaje dentro del proyecto, eso es algo que lo tenemos muy claro. Seremos diferentes a Tahuichi porque tenemos el apoyo del grupo City y contamos con un método de trabajo específico de cómo enseñarle al jugador a interpretar el juego de forma inteligente y entiendan cómo sacar soluciones rápidas al juego colectivo. 

No habrá  pausas en el trabajo durante  la gestión 2021.
Foto:Rodrigo Marión

Pero la Tahuichi le daba un plus a sus jugadores que era la competencia internacional en varios torneos, ¿cómo será en el caso de las academias de Bolívar?

La competencia internacional la estamos contemplando desde este año, pese a no contar aún con el CAR. Nosotros entendemos que el roce que podemos adquirir en el exterior nos va a ser mejores jugadores, ya que vamos a comparar a jugadores de las mismas edades fuera de nuestro país. Este 2021 tenemos planeado de tres a cinco viajes internacionales en distintas épocas del año, ya que en los ciclos de trabajo queremos mentalizar a los jugadores para ir a jugar internacionalmente. El primer viaje será a comienzos de abril y nos enfocamos desde el 1 de febrero que en ese mes tenemos competencia fuera del país, ojo que a la vez competiremos con equipos de la asociación local y eso nos hará mejores. El siguiente viaje será en junio o julio y así trabajaremos  un período de dos meses, mejorando y potenciando en cada presentación.

Este año  se trabajará en la Fraternidad Camba.
Foto:Rodrigo Marión

El equipo profesional de Bolívar 2021 tiene un solo paceño en sus filas (Juan José Orellana), pero en contrapartida existen 16 cruceños. ¿Cómo equiparar en el futuro esta situación, ustedes contemplaron la posibilidad de explotar la gran cantera de jugadores que existe en los Yungas?

Dentro de todo este plan está el scouting y la zona de los Yungas es un punto que lo identificamos como clave por contar con jugadores de mucho talento. Tenemos la suerte de tener el contacto con Iván Castillo que tiene una escuela de fútbol en Sud Yungas y que él viene a ser parte de nuestra red de cazatalentos. Iván está identificando jugadores y nos va recomendando para que vengan al club Bolívar. Nosotros teníamos planeado ir a esa región a  buscar jugadores, pero no se dio por el tema de la pandemia, sin embargo es algo que Iván Castillo está alistando y haciendo el seguimiento respectivo,  a largo plazo llevaremos jugadores de esa región a Santa Cruz.

¿El proyecto de Bolívar es para tener mucha paciencia?

Totalmente, por la experiencia que tengo de hacer este trabajo en el exterior, por lo general se  comienzan a ver los resultados desde el tercer o cuarto año, ojo que no son los resultados finales, sino que empiezas a ver el producto fino, el jugador está moldeado y tiene las ideas de juego claras, pero no es aún el jugador estrella que todos esperan. A partir del quinto año es cuando empiezas a ver jugadores especiales que pueden dar el gran salto, pero se trata de tener mucha paciencia. Reitero, en cinco años veremos a todos los equipos de Bolívar jugando de la misma forma, a jugadores con mucho potencial y jugando en el extranjero y eso es algo que puedo garantizar que va a suceder.

Una  reunión  de coordinación con los entrenadores.
Foto:Rodrigo Marión

¿Por qué no duran mucho los jugadores bolivianos que salen al exterior?

Primero quiero mencionar que los jugadores que tendremos a nuestro cargo serán formados para ser adaptados al mundo internacional.  Esto no se trata de  sólo saber patear la pelota, sino saber adaptarse al mundo exterior, por eso nuestro lema es la educación que va paralelo al fútbol. Queremos insistir en la cultura general y el idioma inglés para que el deportista pueda adaptarse sin problemas cuando tenga la oportunidad de salir al exterior y surgir en el mundo fuera de Bolivia. Hoy tenemos muchas limitantes en ese tema, el jugador que sale fuera de nuestras fronteras no dura mucho, pero no es por la falta de talento, es por su poca adaptación a una cultura distinta y por ello dura poco y vuelven por extrañar sus costumbres y raíces.

Nuestro fútbol es inmediatista, ¿cómo adaptarse a eso?

Este proyecto debe ser la semilla que podamos plantar para que el resto de los clubes y proyectos que existan se reformen y comiencen a vernos como un ejemplo a seguir. En Ecuador el club Independiente del Valle tiene una filosofía clara de producir jugadores propios y darles todas las herramientas. Ese proyecto fue el primero en ese país, pero los buenos resultados que generó al competir de igual a igual en la Libertadores y Sudamericana hizo que se replique internamente en el país y la competencia comenzó a imitar y todos crecieron. Es el efecto domino que queremos crear en Bolivia, no queremos ser los únicos, sino hacer creer a todos que se puede con un plan y una inversión seria.

Marión  lidera una oración con sus jugadores.
Foto:Rodrigo Marión

¿Cuánto tiempo estamos atrasados en Bolivia en esta clase de proyectos?

Yo digo que estamos retrasados por lo menos 15 años en cuestión de directrices, veo a los chicos que vienen sin formación futbolística, no hay proyectos que los puedan llevar a jugar el fútbol moderno y darles las herramientas para que puedan adaptarse al mundo externo. El fútbol no es sólo patear la pelota, hay que implementar varias cosas en los chicos y hoy no es parte de la formación que se requiere en un jugador. Estamos muy limitados y para llegar a esa etapa toma tiempo y se requiere de paciencia. Si actuamos ahora y queremos acortar los tiempos del fútbol europeo y americano, creo que estamos atrasados 15 años ya que no sabemos que enseñar a los chicos en distintas edades. 

De la experiencia que tengo de jugar en Bolivia y crecer con academias como la Tahuichi o ABB he visto un retroceso abismal en el fútbol boliviano.

HOJA DE  VIDA

Nombre   Rodrigo Marión Jordán

  •   Fecha de nacimiento   Santa Cruz, 2 de febrero de 1980
  •  Trayectoria  Como jugador pasó por las selecciones juveniles  de La Paz,   en 1999 The Strongest. Es director técnico de fútbol y actualmente ocupa el cargo de director de fútbol formativo en Bolívar.

Es una de las causas para trabajar en Santa Cruz 
 Detectan  que la  altura dificulta crecimiento físico de jugadores 

  juvenil  :Otro de los factores que se identificó es la escasa competencia que existe en los torneos que se disputan en cada temporada en La Paz.

Marco Mejía / La Paz


“En la altura se hace dificultoso el crecimiento físico del jugador”, sostuvo Rodrigo Marión, director del fútbol formativo de Bolívar, en relación a la decisión que se tomó para trabajar con jugadores de las categorías Sub 13 y 15 en Santa Cruz de la Sierra.

En una primera  etapa los deportistas  tendrán como cuartel general Santa Cruz de la Sierra.
Foto: Rodrigo marión

El centro de operaciones del plan que tendrá la Academia estará en tierra  oriental, esta decisión obedece a un estudio serio que realizó previamente y donde se identificó un par de problemas para no centralizar todo en La Paz, donde Bolívar fue fundado y juega como local.

“Trabajaremos en Santa Cruz porque hicimos un estudio donde identificamos dos factores. En La Paz la competencia es muy pobre, los torneos que se realizan el fin de semana hace que no tengamos un grupo selecto y el otro factor es que en la altura se hace muy dificultoso el crecimiento físico del jugador, la exigencia que implantaremos en los jugadores es muy alta y eso conlleva que el factor del clima nos favorezca en el crecimiento del jugador”, subrayó Marión.

Aclaró que la primera parte del plan es trabajar en Santa cruz, pero que luego los jóvenes de ambas categorías llegarán a la sede de Gobierno para completar su respectiva  formación.

Queremos aprovechar esa ventaja competitiva que podamos sacar del biotipo del jugador que podamos producir a nivel del mar en las edades iniciales, una vez que pasen los 15 años se nos hace más fácil trasladar a los jugadores a La Paz ya que están más desarrollados y se pueden adaptar a la altura y a trabajar con el primer plantel y darles ese fogueo. Los mejores jugadores llegarán a esa ciudad a partir de sus 15, 16 y 17 años”, agregó.

Destacó la competencia de clubes que existe en tierra oriental que  “hará crecer a los chicos en el día a día”, cerró Marión./PaginaSieteDigital