Caravana por tres regiones, así se prevé el retorno de Evo

Caravana por tres regiones, así se prevé el retorno de Evo

Después de arribar a Villazón, el exmandatario recorrería algunas rutas y pueblos de Potosí, Oruro y Cochabamba. El 11 de noviembre pisará suelo de Chimoré.

9 de noviembre es la fecha elegida para el retorno del expresidente Evo Morales al país. Será  un día después de la  toma de posesión de Luis Arce como presidente del Estado. Su ingreso está previsto por Villazón, frontera con Argentina. 

El vicepresidente de las Seis Federaciones del trópico de Cochabamba y nuevo presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, informó que la llegada de Morales a Chimoré está prevista para  dos días después de su ingreso al país. El día y el lugar son simbólicos. Chimoré fue el último lugar del país en el que estuvo el exdignatario el 11 de noviembre de 2019.   

“Llega el 11 de noviembre al trópico de Cochabamba, el día en que salió, el mismo día llega, por el mismo lugar que salió. Va a ser un día histórico para nosotros. Nos concentramos a nivel trópico y a nivel nacional para recibir a nuestro líder histórico de Bolivia”, informó hace unos días Rodríguez, en entrevista con Telesur.

Según un comunicado de la oficina de prensa de Evo Morales en Argentina, el retorno del líder del partido azul está previsto para las 9:00 del 9 de noviembre. Se prevé que primero entre  a  Villazón, donde también se organiza un acto de recibimiento.

Posterior a ello, se tiene previsto que el exmandatario recorra algunas rutas y pueblos de Potosí, Oruro y Cochabamba,  en un viaje vehicular de aproximadamente mil kilómetros, hasta  llegar a Chimoré. Precisamente en el Chapare, donde  se establecería y se dedicaría a la crianza de peces, según dijo Morales hace tiempo.

“Voy a volver el 11 de noviembre. 11 (de noviembre de 2019) salí de Chimoré para salvar la vida y 11 (de noviembre de 2020) volveré con vida a Chimoré”, expresó Morales a  la BBC.

 No obstante, en esa entrevista cuando el periodista le  preguntó si “¿va a entrar por tierra?”, él  respondió: “Está en debate, pero vamos a llegar el mismo día”.

El 11 de noviembre de 2019, un día después de renunciar, Morales partió rumbo a México, acompañado por el exvicepresidente  Álvaro García Linera  y la exministra de Salud  Gabriela Montaño. 

Permaneció en ese país durante un mes, luego se trasladó a Argentina, donde se encuentra desde el 12 de diciembre.

Su llegada se esperaba para la posesión de Luis Arce, el 8 de noviembre. Incluso, el mandatario argentino Alberto Fernández expresó su deseo de ingresar junto a Morales a Bolivia y asistir a los actos protocolares en los que el MAS retomará las riendas del poder. Sin embargo, esa opción fue descartada por el mismo Morales, quien  señaló que no quiere quitar el protagonismo a Arce el día de su juramento. 

El expresidente  retornará al país 14 días después de que la justicia boliviana anulara la orden de aprehensión  en su contra, tras ser acusado por el Gobierno  por los delitos de sedición y terrorismo.  El 19 de octubre, el exmandatario dijo que tiene en su contra 30 procesos. 

Diferentes miembros del partido y dirigentes de las organizaciones sociales señalaron que el exmandatario tiene todo el derecho de volver al país y defenderse de las acusaciones en su contra.

“Todo boliviano tiene derecho de regresar al país. Toda persona tiene derecho a defenderse de las acusaciones que se le hace, todavía no le han demostrado algo, están en un proceso y en ese proceso tiene que haber una defensa. No puede ser que una persona -en términos generales- no pueda defenderse. Él tiene todo el derecho de venir y defenderse”, manifestó Arce antes de las elecciones durante una entrevista televisiva.

Este medio intentó comunicarse con el vicepresidente del MAS, Gerardo García, dirigentes del Pacto de Unidad y del trópico cochabambino, para conocer más detalles sobre los preparativos para recibir al expresidente; sin embargo, no se obtuvo ninguna respuesta./PaginaSieteDigital