Branko Marinkovic: “Me quedo aquí. No pienso retornar a Brasil. Si viajo, será para ver mis empresas”

Branko Marinkovic: “Me quedo aquí. No pienso retornar a Brasil. Si viajo, será para ver mis empresas”

El ministro de Economía y Finanzas Públicas habló sobre el estado en el que deja la economía boliviana y los ajustes necesarios. Recomienda reducir el aparato estatal y dar seguridad jurídica a la agroindustria

Branko Marinkovic Jovicevic (53) cumple hoy un mes como ministro de Economía y Finanzas Públicas. El economista e ingeniero electromecánico cruceño dice que deja una economía estable, una inflación menor al 1% y cumpliendo las obligaciones estatales a pesar de las trabas de la Asamblea Legislativa para el acceso a recursos externos. Al nuevo Gobierno le recomienda ajustar el gasto para disminuir el déficit, reducir el aparato estatal y apostar a cargos profesionales en las grandes empresas públicas.

_¿En qué estado recibió la economía el Gobierno transitorio?
La economía ya estaba en decadencia. Venía de cuatro años de déficit fiscal que se incrementaba, las reservas internacionales disminuyendo año a año y con empresas estatales que no funcionaban. 

El mayor de los casos es YPFB, que lamentablemente no invirtió durante los 14 años en exploración, en perforación y por eso tenemos cada vez menor producción de gas y eso obviamente afecta a las arcas del país. Y tenemos un Estado extremadamente grande, donde solo el pago de salarios significa casi $us 350 millones mensuales, y cada vez menos ingresos. Entonces, la economía no estaba bien, pero a eso sumemos la pandemia y obviamente, el deterioro es muy grande. Sin embargo, yo espero que el próximo año el país esté en crecimiento.

_Y hoy, ¿en qué condiciones deja la economía boliviana?
La estoy dejando en una condición estable. Tengo una inflación de menos del 1%, la moneda estable. Estamos pagando absolutamente todas las cuentas, a pesar de que no se aprobó ni un solo crédito. Logramos mantener las reservas internacionales en su nivel e inclusive reducir la deuda externa, porque no teníamos créditos ingresando. Hicimos prácticamente milagros en la economía por la traba que tuvimos en la Asamblea Legislativa.

_¿Qué ajustes económicos deben hacerse a corto plazo?
Lo primero es el manejo de las empresas más grandes que son YPFB, Entel y ENDE, haciéndolas más eficientes, tratar de profesionalizarlas, que los cargos no sean por favores políticos o amistades. Al contrario, que las personas que entren sean profesionales, darles buenos sueldos, siempre he sido contrario a que se reduzcan los sueldos porque necesitamos gente buena y eficiente. Son las empresas pilares y fundamentales del Estado. Entonces, deberíamos imitar a Petrobras que tiene un manejo profesionalizado en Brasil, que funciona muy bien y después de la debacle que fue el Partido de los Trabajadores (PT), ahora la compañía genera millones para Brasil.

_¿Y las reformas estructurales para un crecimiento sostenible a largo plazo?
Se debe brindar seguridad jurídica a todo el sector agroindustrial del país, porque además de los servicios del Estado, logró crecer. Y también se debe achicar el Estado.

_¿Qué cantidad hay que reducir de los más de 600.000 funcionarios públicos?
El Estado se debería reducir por lo menos en un 30%, y eso va pasar por disminuir las empresas públicas deficitarias.

_De las empresas públicas ¿Cuántas deben seguir y cuántas debieran cerrarse?
No hice el estudio sobre las empresas estatales, pero muchas no tienen sentido. Por ejemplo, Cartonbol, Papelbol son empresas que nunca generaron ingresos para el Estado, solo pérdidas y hay que ver qué se hace con ellas.

_Usted ha recomendado la devaluación y eso beneficia a los exportadores, pero ¿cuáles serían los efectos negativos y cómo los enfrentaría?
Ayuda a todo el país, no solo a los exportadores. Hay que tener una política monetaria a largo plazo para hacernos competitivos ante los vecinos.

_Y los subsidios a los combustibles (que son los que explican en buena medida el déficit fiscal) ¿los mantendría, los reduciría, los eliminaría?
El subsidio a los combustibles se debe solucionar a través de energías alternativas, fomentar que no paguen impuestos los autos eléctricos, los que usen biocombustibles y obviamente que estén en un rango que no sean subsidios para el país, porque si se vuelve un subsidio grande, más que el petróleo, tampoco beneficia a Bolivia. 

Asimismo, ajustar las normas en las importaciones de vehículos como hicieron otros países; por ejemplo, se adopta una norma Euro VI en el diésel, y las importaciones nuevas de vehículos deben someterse a esa norma y será sin subsidio. Hoy en día, el subsidio es mínimo porque el precio del petróleo está bajo. 

La tendencia en el mundo es que decrezca el petróleo, por lo que los demás países se van a energías alternativas, y debemos fomentar el uso de energía eléctrica y otras sustentables, siempre que no se conviertan en un subsidio.

No se olvide que el agro alimenta al mundo, entonces, sería un error fatal que se obligue a subsidiar los biocombustibles. El agro es el único que aguantó esta crisis, y tuvo crecimiento. Entonces, Bolivia debe salir de la dependencia de lo no renovable y dirigir su mirada a lo renovable. En Brasil, la agroindustria salvó a ese país este año y el año pasado.

_¿Cuál es el estado de la ejecución del Presupuesto General del Estado, considerando la caída de los ingresos fiscales?
Está bajísimo. No tengo el dato exacto, pero si llegamos al 40% sería un logro debido a la pandemia. El país paró, las constructoras despidieron trabajadores. Este fue un año anómalo en el mundo, no solo en Bolivia.

_Es evidente la falta de efectivo en el Estado, están utilizando títulos valores (Nocre, Cedeim, Cenocref y otros) para cubrir las cuentas por pagar del Estado con sus proveedores, ¿en qué proporción?
No tengo la proporción exacta, pero no es nada alarmante. El Estado tiene recursos, se pagan los salarios al día, se pagan obligaciones. Esta semana vamos a pagar deudas a constructoras, no a todas, obviamente porque no nos da el tiempo y está la burocracia del Estado. No es por falta de dinero, hay dinero y le vamos a dejar en las arcas al Gobierno que viene.

_¿Se consideró en algún momento el incremento de la masa monetaria?
Esas son políticas que deberá ver el nuevo Gobierno, estamos a cuatro días de dejar la administración pública. No nos corresponde.

_¿Se pueden usar los $us 327millones del FMI, porque se aclaró que no es un crédito sino una devolución temporal del paquete accionario que Bolivia tiene en ese organismo?
Eso se paralizó lamentablemente. Se están haciendo los informes jurídicos. Está todo documentado y ya será el próximo Gobierno el que decida si lo usa o no lo usa.

_Usted declaró que ya había conseguido $us 7.000 millones para el próximo gobierno ¿De quiénes?
Empezamos a tramitar. No se pudo concretar por falta de tiempo y esperamos que la próxima administración pueda lograr los préstamos internacionales porque el país los necesita.10819.png ¿A cuánto asciende realmente el déficit fiscal hasta este momento, ya que se habla del 8% y hasta del 11,5%?

Estamos cerca de los Bs 30.000 millones.

_El exviceministro del Tesoro, Carlos Schlink denunció que el TGN, en la época del MAS, había desembolsado más de Bs 18.000 millones y que no existían descargos de esa plata. ¿En qué quedó este asunto ?
Se han hecho los informes legales y administrativos necesarios y ya depende del próximo Gobierno llevarlos adelante. El tiempo que estuve aquí me hice cargo e hice las recomendaciones, de ellos depende si habrá o no procesos.

_¿Cómo ve que se comporte la economía y el sector privado si el nuevo Gobierno vuelve a implementar la política económica que venía desarrollando?
Vamos a seguir con un déficit fiscal creciendo, un endeudamiento que se sube y no vamos a salir adelante. Hay cosas que se hicieron bien indudablemente en la época del MAS, y uno tiene que ser hidalgo y admitirlo, pero también se deben hacer muchas reformas porque también hay cosas que se hicieron mal.

_Los directores del BCB que renunciaron dijeron que no se respetó la institucionalidad ¿es cierto?
Para nada. El presidente del BCB renunció y había que reemplazarlo. Más allá de que los directores del BCB renunciaron, a ellos no se los despidió, renunciaron voluntariamente por el cambio en la entidad. Además, es potestad del Ministerio de la Presidencia de la República elegir al nuevo presidente, no es potestad de los directores del BCB. Nos encargamos de la institucionalidad, y se registraron las recomendaciones.

_¿Cómo se está preparando ante un eventual hostigamiento del nuevo gobierno por las determinaciones asumidas en el ejercicio del cargo que deja?
Yo he documentado absolutamente todo. Aquí se hizo todo correcto y conforme a la ley. Entonces, no tiene por qué haber ningún tipo de persecución.

_Ahora que dejará el cargo, ¿tiene planificado retornar a Brasil o quedarse en Bolivia?
No pienso retornar a Brasil. Me quedo aquí. Viajo a Brasil porque tengo empresas, no me queda más. El viernes pasado estuve a la carrera. Viajé y volví durante el día porque debía firmar unos préstamos, fue bastante ajetreado, pero ya habrá tiempo de quedarme allá unos días.

_Ya en el plano político ¿será candidato a alcalde o gobernador?
Eso lo vamos a ver más adelante. No descarto ni confirmo nada.

_¿Tiene un partido político que lo apoye o formará una alianza?
Eso lo vamos a ver más adelante. Creo que este no es el momento de hablar de eso, pero creo que el país necesita en este momento un partido político que sea un instrumento nacional y no solo una alianza local.

_¿La derecha no supo construir un proyecto nacional?
Regionalizar un proyecto, ya sea de derecha o de izquierda no funciona. Vivimos en Bolivia y hay que pensar a nivel nacional, no solo a escala local.

El Deber