Policía crea Dirección para fiscalizar procesos y evitar reincorporar a policias con antecedentes

Se trata de la Dirección Nacional de Seguimiento de Casos Disciplinarios y Penales, que estará a cargo del coronel Mirco Antonio Sokol Sarabia. Es uno de los primeros mecanismos creados para luchar contra la corrupción

La Policía activó el primer mecanismo de lucha contra la corrupción para hacer seguimiento a procesos instaurados contra uniformados internamente y en la Justicia ordinaria. No solo eso, también evitará la reincorporación de aquellos que fueron alejados de la institución por corrupción o narcotráfico.

Se trata de la Dirección Nacional de Seguimiento de Casos Disciplinarios y Penales. El comandante general de la Policía, general Yuri Calderón, posesionó en ese cargo al coronel Mirco Antonio Sokol Sarabia.

“Esta oficina que estamos creando llevará a cabo el seguimiento de todos esos casos disciplinarios y penales. El ciudadano va a tener ahora la oportunidad de saber qué ha ocurrido con una denuncia, va a tener la oportunidad de hacer un seguimiento y podrá conocer cuál es el resultado de la denuncia”, explicó Calderón. 

Es una de las primeras medidas luego de destaparse la relación del excoronel Gonzalo Medina y del excapitán Fernando Moreira con el acusado y buscado por narcotráfico Pedro Montenegro. También fue vinculado el mayor Kurt Brun Ríos en uno de los hechos que volvió a golpear la imagen de la institución del orden.

Quienes vayan a ser parte de esa nueva Dirección también tendrán bajo su responsabilidad el acelerar los procesos contra los uniformados denunciados y evitar la reincorporación de elementos con antecedentes.

Justamente Calderón cuestionó la decisión de operadores de justicia de ordenar la reincorporación de efectivos a pesar de tener malos antecedentes.   

“Queremos erradicar la corrupción de manera absoluta, los trámites irregulares de reincorporación de policías que incurrieron en hechos de corrupción y narcotráfico, sobre todo”, afirmó.

Se encomendó a Sokol realizar un estudio personalizado de todos los casos que impliquen actos contra la moral y la ética policial./LaRazón