ONU hace un llamado ‘urgente’ a la pacificación ante hechos de violencia en Bolivia

El eje central del país vive momentos de alta tensión producto del paro cívico de vecinos y el desbloqueo de sectores afines al Gobierno. Las protestas surgen por los resultados de las elecciones

Mediante un comunicado, el Sistema de las Naciones Unidas en Bolivia expresó este martes “su mayor preocupación ante los graves hechos de violencia ocurridos en diferentes departamentos del país y lamenta profundamente los enfrentamientos entre ciudadanos”.

El pronunciamiento “hace un llamado clamoroso y urgente a los actores políticos, a los sectores sociales, y a todas y todos los bolivianos a reducir tensiones y rechazar todo acto de violencia en estos difíciles momentos que enfrenta el país”.

La tensión subió de nivel producto del despliegue de sectores afines al Gobierno para desbloquear el paro cívico que cumple la población, generando enfrentamientos violentos que dejaron heridos en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

Asimismo, Naciones Unidas “apela a las autoridades competentes para que garanticen el ejercicio de los derechos fundamentales de todas las personas (…) Igualmente, llama a los diferentes sectores de la población para que su derecho a la protesta se desarrolle sin incitar a la confrontación y bajo ninguna forma de discriminación”.

Son más de 30 personas las que resultaron heridas en los últimos días de manifestaciones, mientras que persisten los puntos de bloqueo y se espera que en las próximas horas se conozcan los detalles del alcance de la auditoría que iniciará la OEA sobre el proceso electoral.