Motoqueros aprovechan los paros para tener ingresos extras en Tarija

La aparición de personas que trabajan con motocicletas para brindar un servicio de transporte solo se da cuando hay un paro con bloqueos, porque en su generalidad tienen actividades económicas particulares, pero los conflictos los obligan a parar. El único referente para cobrar que tienen son las tarifas que cobran los taxis de acuerdo a las distancias.

Red social

En días pasados, en las redes de Whatsapp, apareció una cuenta que ofrece servicios de mototaxis en los días de paro. Su administrador, Walter Castrillo Guevara, contó que la idea de crear una cuenta fue a finales de mayo, cuando el autotransporte anunció un paro con bloqueos y en ese entonces solo trabajaba medio tiempo, pero tuvo que parar por lo que se le ocurrió salir a “mototaxear” y de esta manera fue creado el grupo.

Subrayó que solo funciona en días de paro, en esa oportunidad ingresaron muchos participantes, pero cuando culminó la protesta, ellos mismos se replegaron. En esta oportunidad nuevamente le dieron vida al grupo y aseguró que no se mostró sorprendido que vuelvan al grupo.

“Son personas particulares que aprovechan que sus actividades laborales están paralizadas para brindar este servicio, el número de integrantes ronda las 200 personas, de la cuales unos 20 son mototaxistas y el resto son clientes”, informó.

Recordó que en una oportunidad se intentó crear una organización, una asociación de mototaxistas, pero no tuvo éxito porque la reglamentación en Tarija prohíbe este tipo de transporte por diferentes razones, por ejemplo, la forma y distribución de las calles, en el autotransporte público no existe esta figura, por lo que se activan de manera temporal los días de bloqueos.

Respecto a las tarifas, estas se regulan como en cualquier otro mercado, se contactan con el grupo, señalan un destino, y las mismas personas se encargan de negociar el precio. Por ejemplo, alguien quería ir a un lugar, uno le respondió con un costo, pero otro le ofreció una cifra menor. Agregó que los precios son similares al de los taxis, algunos intentan cobrar más por la cantidad de obstáculos que deben sortear, eso sucede en la zona del puente San Martín porque ahí el bloqueo es estricto.

A su turno, Saul Sunagua, que trabaja en el sector de la construcción y lo hace por jornal, de cualquier manera, debe asistir a su fuente de trabajo y en temporada de paro hay gente que le hace parar para pedirle ser transporte y aprovecha esta situación para hacerlo, cobrar y tener algunos ingresos extras.

Sobre los costos, apuntó que lo calcula igual que un taxi, en el área del radio urbano cinco bolivianos, si las distancias son más largas, entre 10 y 20 bolivianos. “En una oportunidad me pidieron ir del barrio Senac hasta la tranca del Portillo y cobré 30 bolivianos, el cliente me pagó no más, no hubo ningún problema”, agregó.

En la misma línea, Jonás Álvarez, que este fin de semana no salió porque observó que había unidades de transporte público, sostuvo que se encuentra obligado a parar porque realiza un trabajo temporal en el área de la educación, por lo que se animó a trabajar con su moto.

Mototaxis o “toritos” no pueden “taxear”

En el marco de la Ley Municipal de Movilidad Urbana, promulgada en diciembre del 2016, el servicio de transporte solo puede ser brindado por ciertos vehículos motorizados, la lista no contempla a los mototaxis más conocidos como “toritos”.

En septiembre de este año, el presidente de la Comisión Técnica de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial, Valmoré Donoso, había señalado que no estaba a favor de cualquier situación que “atomice” el transporte en el municipio de Cercado, recordó que en la ciudad de Tarija se tienen los servicios de taxi, taxi trufis y trufis.

La oferta de este tipo de motorizados a escala nacional surgió hace más de cuatros años, pero en la ciudad de Tarija, al no estar incluido este servicio en la Ley de Movilidad Urbana, el uso de los “toritos” no puede estar dirigido a la prestación de servicios de transporte de personas.

Donoso recordó que la Ley Municipal 117 de Movilidad Urbana especifica que cualquier medio de transporte debe solicitar el permiso necesario a la Secretaría respectiva del Gobierno edil para poder operar./ElPaísbo