En Tarija la edad mínima para trabajar es de 14 años, instituciones realizan seguimiento constante

La Directora de la Familia, Atención Social y Generacional, Marysabel Romero, informó que en la presente gestión el Gobierno Municipal desde la Secretaria de la Mujer y la Familia, ha implementado el Programa de Protección a los Niños y Adolescentes en actividad laboral, considerando que es una realidad social existente en el país, de modo tal que realizan un seguimiento continuo a los menores, en marco a lo establecido por el Código Niño, Niña y Adolescente.

“La edad mínima para trabajar de acuerdo a la ley son los 14 años de edad, por lo cual desde la Secretaria de la Mujer y la Familia mediante la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, dando cumplimiento a lo que establece la norma es que realizamos las acciones de registro y autorización de aquellos mayores de 14 años que se encuentran desarrollando diversas actividades laborales, generando un mecanismo de protección previo registro y autorización, llevamos a cabo una valoración socio económica que implica la evaluación de informes psicológicos, sociales, médicos”, dijo Romero.

En este sentido, Romero destacó que sobre todo se realiza una certificación escolar la cual acredita que los menores que estén desarrollando algún tipo de actividad laboral de acuerdo al a ley, están ejerciendo su derecho a la educación.

Es por ello que la Defensoría de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, ejecuta todas estas acciones para proteger en todo momento a los menores, en este entendido Romero indicó que los registros que efectúa dicha instancia son desde los 14 años de edad, tomando en cuenta que el trabajo en menores de 14 años esta totalmente prohibido.

“Se tiene un promedio de 80 adolescentes en actividad laboral, que cuentan con los informes psicológicos, sociales, certificación escolar. Un niño o adolescente que se encuentre realizando actividades laborales es un niño que se encuentra atravesando alguna situación de riesgo, es así que intervenimos de manera directa con toda esta población a efectos de realizar el seguimiento pertinente, verificar el entorno familiar y por ende tomar las acciones preventivas que correspondan”, dijo Romero.

Romero enfatizó que si bien es una realidad en Bolivia y en otros países, el hecho de que existan niños y adolescentes en la calle, la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, no puede intervenir de manera agresiva en este sector y menos retirarlos del lugar, subrayando que lo que corresponde es la intervención de quienes son los responsables de los menores, asimismo cuando se toma conocimiento de estos casos siempre son atendidos de manera inmediata, recolectando datos del entorno familiar para actuar conforme a la ley y a favor de los niños./LaVozdeTarija