El Gobierno identifica al contrabandista más grande de Oruro

Tito M. P. fue identificado por el viceministro de Lucha Contra el Contrabando, Gonzalo Rodríguez, como uno de los más grandes contrabandistas del departamento de Oruro, por lo que se le inició un proceso penal ante la Fiscalía.

Es el propietario de siete camiones incautados con mercadería de contrabando y que pretendieron ser recuperados en medio de un ataque a los miembros del Comando Estratégico Operacional (CEO) el fin semana en la localidad de Corque, en la provincia Carangas, a 87 kilómetros de la ciudad de Oruro.

“El dueño de los siete camiones incautados en La Rivera es uno de los más grandes contrabandistas de Oruro, se llama Tito M. P. Este señor tiene ocho viviendas y diez camiones. Cuando se le ha incautado siete motorizados ha tratado de recuperarlos y para eso ha contratado a protectores de contrabandistas”, denunció.

El convoy ingresó desde Chile y descargó la mercadería en la comunidad de La Rivera, Oruro, para luego esconderla en las viviendas sin autorización de los comunarios. El CEO llegó junto a la Fiscalía y se reunió con los pobladores, quienes denunciaron lo ocurrido.

El caso ya se encuentra en investigación de la Fiscalía.

“(Los habitantes) nos muestran dónde estaban los camiones. Con el CEO se hace la requisa correspondiente y se carga la mercadería, pero los contrabandistas no solo dejan su vehículo ahí, dañan la caja, el sistema eléctrico, quitan repuestos”, explicó Rodríguez.

Una vez reparados estaban siendo conducidos con dirección a las instalaciones de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) en Oruro, pero en el sector del Cruce a Corque fueron emboscados.

En ese lugar, los militares fueron atacados con piedras, dinamita y petardos. “Uno de los oficiales recibe un palazo en la cara, le destrozan el rostro, cae y vienen con piedras gritando ¡mátenlo!, cuando cae el oficial le arrebatan el fusil y vienen sus compañeros y lo recuperan”, relató Rodríguez.

Teniendo en cuenta que los pobladores dieron la voz de alerta, se descarta que estén protegiendo al contrabando. El oficial fue evacuado a un centro médico de La Paz, tiene 18 puntos en la cara, además de golpes en la cabeza. /La Razón