Bautizan a Victoria, la bebé de una menor víctima de violación en Santa Cruz

Un sacerdote fue hasta la sala de Neonatología de la maternidad Percy Boland para bautizarla. La mamá de la menor abusada, dijo que «la bebé no tiene la culpa» y que se hará cargo

Victoria, la bebé de una niña violada y que nació prematuramente como efecto de la interrupción legal del embarazo, fue bautizada de emergencia por el padre jesuita, Enrique Jordá; mientras su abuela materna la acogió con los brazos abiertos. 

La información fue compartida por el vocero de la Arquidiócesis de Santa Cruz, Erwin Bazán, quien escribió a través de su cuenta de Facebook lo emocionado que se encontraba por convertirse en el padrino de Victoria.

“El Padre Enrique Jordá, de la Parroquia La Merced, fue el sacerdote que celebró el bautismo. Estábamos presentes el padre Enrique, este servidor, el Dr. Saavedra, responsable de turno de Neonatología y dos enfermeras (…). El padre me preguntó si podía ser el padrino de la pequeña y acepté en nombre propio, pero también en nombre de todos los que están orando por Victoria”, escribió en su muro.

Dijo además que asumía ser padrino por quienes entregan generosamente sus esfuerzos para defender la vida de todos los niños

“Así que… ¡Soy el padrino de Victoria! Les confieso que, por lo prematuro de su nacimiento, pensé que estaría mucho más quietecita; sin embargo, Victoria se movía y el movimiento es vida. ¡Se nota que es una guerrera que está luchando y quiere vivir!”, manifestó.

“La bebé no tiene la culpa”

La mamá de la niña que fue violada e intervenida, abuela de Victoria, anunció al programa de la Red Uno, Que no me pierda, que solicitará a las autoridades correspondientes la tutela de la bebé, aunque su madre biológica anunciara que no le ofrecerá cariño por el odio que tiene en contra del hombre de 42 años que la ultrajó y embarazó, hoy recluido en Palmasola.

“La rabia se me va a pasar. No la podemos abandonar es nuestra sangre, la voy a querer como mi nieta. La bebé no tiene la culpa”, dijo la madre de la menor que fue sometida a interrupción del embarazo.

Según la abuela de Victoria, su hija fue vejada sexualmente por el esposo de la jefa de su niña, una mujer dedicada al comercio. Dijo que el hombre la amenazaba que mataría a sus padres si lo denunciaba, hasta que fue evidente el embarazo. 

“Ella sueña con estudiar belleza, le compraré su cabecita para que practique peinados, la apoyaré en todo y debo estar detrás de mi hijita”, sostuvo la mujer.

La niña de 14 años fue violada en reiteradas ocasiones desde el 6 de diciembre de 2018, el segundo día de trabajo en un almacén del mercado San Jorge. Esperaba como otras adolescentes dedicarle medio tiempo a su colegio y el otro al trabajo.

Sin embargo, dijo que cuando llegó a las 17 semanas de gestación decidió revelar su situación, por lo que se le concedió la interrupción legal del embarazo.

El caso que fue conocido en primera instancia por la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (FELCV) sigue su curso con apoyo de instancias especializadas como el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF).

PROSTACHECK