Barrios y zonas de Tarija denominadas la «zona roja» de la Policía

La ciudad de Tarija cuenta con cinco Estaciones Policiales Integrales (EPI), ubicadas en zonas estratégicas como Senac, Lourdes, Moto Méndez, Morros Blancos, y Los Chapacos, cada uno atiende diferentes casos.

Sin embargo, los Chapacos, Lourdes y Cuarto Centenario son los barrios de la ciudad de Tarija con altos índices de delincuencia debido al reporte de casos vinculados con robo, hurto, robo agravado, lesiones graves y violencia familiar o doméstica, según datos estadísticos de la Policía Boliviana. A esto se suma el centro de la ciudad que también se ha convertido en una “zona roja”.

Según el informe estadístico, el barrio Los Chapacos tiene el 25% del índice delincuencial registrado en 2015 cuando se reportaron un total de 1.212 casos, de los cuales 806 de violencia familiar o doméstica, 162 de lesiones graves y leves, 135 de robo, 51 de hurto y 56 de homicidio y lesiones gravísimas en accidente de tránsito.

Después está el barrio Lourdes con un 23% por el registro de un total de 1.125 casos y el barrio Cuarto Centenario, donde está localizado el Mercado Campesino, con un 17%.

La zona central de la ciudad de Tarija ocupa el cuarto lugar con un 15% tras registrarse 716 casos de delincuencia en 2018, con predominio de violencia familiar o doméstica y robos.

El director de Seguridad Ciudadana de la Gobernación, Abel Vergara, ha sugerido que las instituciones públicas y privadas lleven adelante una campaña de motivación, principalmente a la población joven.

Según el informe la zona más segura de la ciudad de Tarija es el barrio Senac. Por eso es que las instituciones se encuentran realizando todas las políticas preventivas que deben concentrarse en los lugares donde hay más alto índices de delitos; sin embargo, los delitos más comunes son la violencia intrafamiliar y los casos de robo.

El barrio se ha caracterizado por ser una zona donde se llevan adelante muchas actividades de tipo festivo y cultural que atraen a jóvenes de diferentes barrios de la ciudad, entre ellos a jóvenes vinculados a pandillas que llegan al barrio para participar de los eventos, pero también para delinquir./LaVozdeTarija